ACTUALIDAD

Felicitó el homenaje en el Senado boliviano

“Diego siempre será mi hermano”, la sentida carta de Evo Morales

Tras el fallecimiento del ídolo del fútbol, el ex presidente boliviano recordó el acompañamiento de Maradona en los momentos más trascendentes de la historia de la Patria Grande

“Diego siempre será mi hermano”, la sentida carta de Evo Morales

Se paró la pelota en el mundo cuando se conoció la partida de Diego Maradona, figura que trascendió el ámbito futbolístico y así lo hizo saber el ex presidente Evo Morales, quien en una carta recordó el acompañamiento del ídolo en los momentos más importantes de la historia de la Patria Grande.

En una sentida carta, el líder del MAS expresó su agradecimiento al Senado boliviano por haber realizado un homenaje en el parlamento al astro del fútbol, a quien señaló como su hermano.

El amor de las multitudes al ídolo solo se puede explicar porque nunca se olvidó de sus orígenes y su defensa por los más humildes, señaló Evo.

“Nacido en Villa Fiorito, en Buenos Aires, Diego fue un hijo de la Patria Grande, un hombre que pese a la fama y fortuna no olvido nunca sus orígenes, no olvidó su conciencia de clase, no olvidó a los más humildes”.

Y continuó “Diego era mi hermano, primero lo conocí por la radio, los suplementos deportivos de los periódicos y luego la televisión. Mucho antes de verlo en persona, lo conocí como el mejor jugador de la historia. Me emocioné con sus jugadas, grité sus goles y me alegré por sus triunfos”.

Pero la figura del astro trasvasó el ámbito deportivo.

“Diego no era solamente un jugador de fútbol, era un ser humano con gran sensibilidad social. Compartimos juntos el tren del Alba y la lucha de los pueblos en contra del ALCA. Juntos, los pueblos, los movimientos sociales y algunos presidentes, derrotamos es intento del imperio de apropiarse de nuestros recursos naturales y de someternos con un acuerdo de libre comercio” recordó Morales.

Y agregó “en política, Diego era mi compañero de lucha, era antimperialista, anticapitalista y anticolonialista. En esos partidos, jugábamos junto a Fidel (Castro), Raúl (Castro), Hugo (Chávez), Néstor (Kirchner), Cristina (Fernández), Lula (Da Silva), Dilma (Rousseff), Rafael (Correa) y Nicolás (Maduro)”.

“Diego, mi hermano, siempre acompañó las causas justas, estuvo al lado de los pueblos y tenía un enorme cariño por Bolivia. Pese a que mucha gente hacia campaña para que no se juegue en la altura, él defendió incansablemente el derecho de que se juegue donde se vive”.

“También nos acompañó a nuestra causa marítima. Él dijo una verdad tan grande como el océano: América no será completa hasta que Bolivia tenga salida al mar”.

“Siempre estuvo con nosotros, después de nuestro triunfo electoral de 2019, nos envió un mensaje que decía: ahora saben bien que nosotros tenemos el poder del amor y del cariño a la gente, los demás quieren solamente enriquecernos, nosotros creemos que la gente coma”.

“Diego era mi hermano, de Diego siempre será mi hermano. La noticia de su partida me duele en el alma, voy a extrañarlo mucho, los pueblos del mundo también lo van a extrañar”.

Y concluyó “mi solidaridad y condolencias a la familia del Diego, al pueblo argentino y a los futbolistas del mundo”.