NACIONALES

Elecciones

Cambiemos suma cuatro derrotas más en las provincias

Formosa, San Luis, Santa Fe fueron para la oposición. Tierra del Fuego todavía debe definir si habrá ballotage

De izquierda a derecha: Perotti, Rodríguez Saá, Insfrán y Bertone
De izquierda a derecha: Perotti, Rodríguez Saá, Insfrán y Bertone

En el día de ayer, pese al apagón, se disputaron elecciones para la gobernación en cuatro provincias de la Argentina, y en todos los casos, Cambiemos fue el gran perdedor.

En Santa Fe, el peronista Omar Perotti, se quedó con el 40,51 de los votos, y le arrebató la gobernación al socialismo, que llevaba como candidato a Antonio Bonfatti, que cosechó el 36,35, quedando en un segundo lugar.

De esta manera, el peronismo unido, dado que el Frente Juntos nucleaba a sectores del kirchnerismo y del massismo, permitió a Perotti quedarse con la gobernación.

El tercer lugar fue para el radical José Corral, el candidato de Cambiemos, quien obtuvo el 18,96 de los votos, muy atrás de Bonfatti y Perotti, aunque, era de esperarse, luego de las PASO, en la cual se notó la gran polarización entre el oficialismo santafecino y el PJ unido.

En tanto en San Luis, nuevamente fue ratificado en su mandato Alberto Rodríguez Saá, con el 42,17 por ciento de los sufragios. La particularidad de esta elección en la provincia puntana, es que los tres principales candidatos que disputaron la gobernación, en algún momento respondieron al mismo espacio.

En segundo lugar, con el 34,84 por ciento, quedó Claudio Poggi, quien fuere en su momento del riñón de los Saá, y ahora de Cambiemos. También se sumó la participación de el hermano del reelecto gobernador, Adolfo Rodríguez Saá, quien sólo obtuvo el 21,81 por ciento de los votos.

En aquella provincia, las mesas abrieron con retraso dado el inconveniente de la falta de suministro de electricidad sufrida en todo el país.

Gildo Insfrán, en la provincia de Formosa, se consagró por otro período más en el cargo de gobernador. Con una derrota aplastante, el Frente Amplio, apoyado por el gobierno de Mauricio Macri, se quedó con el 24,50, mientras que el oficialismo formoseño obtuvo el 75,03 por ciento de los votos.

Adrián Bogado, de raíz peronista, conformó una coalición de fuerzas políticas, entre ellas la UCR, el PRO, el MID y peronistas contrarios a Insfrán, para competir por la gobernación. Pese al apoyo del gobierno nacional, el actual gobernador fue ratificado por cuatro años más, cargo que ocupa desde 1995.

En tanto, en la provincia más austral de la Argentina, y la única que no se vio perjudicada por el apagón, Tierra del Fuego, también tuvo su jornada electoral.

La actual gobernadora, Rosana Bertone y Gustavo Melella, podrían ir a ballotage. Es que el concejal de Río Grande, Melella, de Concertación Forja, obtuvo el 48,7 por ciento de los votos, y Bertone, de Unidad Fueguina, se quedó con el 40,1.

Solamente si Mellela supera el 50 por ciento de votos, no se necesitará definir en otra fecha quién ocupará la gobernación. La derrota de la gobernadora, algunos la asocian a su acercamiento al gobierno de Macri. Es que el gobierno nacional abrió la importación indiscriminada de electrodomésticos, una actividad que afecta particularmente a la provincia, puesto que allí se ensamblaban distintos productos, generando trabajo, teniendo en cuenta la dificultad del desarrollo de la economía en un lugar tan hostil por su clima.

Así, el gobierno de Cambiemos, vivió ayer una jornada para olvidar, no sólo por los malos resultados que está dejando la fuerza política, sino también por el apagón histórico, que, en algunos casos, modificó la apertura de las mesas.

Fuente: El Destape

Ámbito.com

Página 12