ACTUALIDAD

Dijo que los casos "van a subir" porque saben "donde está el virus"

Alberto Fernández anunció la extensión de la cuarentena obligatoria hasta el 7 de junio

Junto a Axel Kicillof y Horacio Rodriguez Larreta el presidente anunció la continuidad de la cuarentena con medidas diferenciales para la CIudad y Provincia de Buenos AIres.

Alberto Fernández anunció la extensión de la cuarentena obligatoria hasta el 7 de junio

 

El presidente Alberto Fernández anunció desde la Residencia de Olivos la extensión de la cuarentena obligatoria hasta el 7 de junio inclusive, mientras se espera que el pico de contagios llegue a mediados del mes próximo.

Fernández destacó los resultados del aislamiento social, preventivo y obligatorio y advirtió que los casos "van a subir" porque ahora saben "donde está el virus".

"Son resultados interesantes los que hemos conseguido. En la Argentina de hoy, en un gran número de provincias la actividad económica se ha recuperado en un 80%", sostuvo Fernández.

Junto al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, el presidente Fernández destacó los resultados en el control de la pandemia en Argentina. "Garantizamos la atención médica", afirmó Fernández.  

El jefe de Estado sostuvo que los desafíos para controlar la pandemia son aumentar la cantidad de test para conseguir detectar dónde está el virus y "abordar el problema en las villas".

Acerca de la situación económica de la Argentina, el presidente sostuvo que no van a "escatimar los recursos del Estado" y trabajan para abonar un nuevo mes del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE). 

Tras haber recibido los informes del Comité de Expertos y de haber analizado la situación con los gobernadores, el mandatario comunica la decisión en conferencia de prensa.

El presidente hizo el anuncio el día en que el Ministerio de Salud informó que se registraron 12 muertes por coronavirus y 704 nuevos contagiados llegando a 11.353 casos positivos desde el inicio de la pandemia. 

En la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta estaba recibiendo la presión del comité de epidemiólogos para cerrar comercios ante el pico de contagios que se produjo esta semana y que ya alcanzó los 400 casos diarios este sábado.

El jefe de gobierno porteño debió ceder a esa presión y restringir los comercios no esenciales en las zonas más transitadas. Por esta razón, en los barrios de Once, Constitución, Retiro y en las avenidas Santa Fe-Cabildo y Rivadavia sólo estarán habilitados los comercios esenciales que estaban exceptuados antes de la última apertura. En el resto de la Ciudad seguirán permitidos los comercios que ya habían abierto desde el martes 12 de mayo.

"Vamos a restringir la actividad en los grandes centros comerciales", aseguró Larreta, pero se mantendrá el "comercio barrial de cercanía", agregó. Los permisos de circulación que regían hasta hoy, y que explican en gran parte la mayor cantidad de gente en las calles que se vio en las últimas semanas, van a caducar. "Solo podrán ingresar a la Ciudad los trabajadores esenciales", aseguró Alberto.

En el resto del país, la cuarentena seguirá en la fase 4, es decir, de reapertura progresiva con una flexibilización mucho mayor la del Conurbano y Capital, siempre a criterio de los gobernadores. Al igual que Jujuy, otras provincias como Salta, Mendoza, La Pampa y San Luis empezaron a abrir shoppings y habilitar las reuniones familiares y  casamientos.