NACIONALES

Luego del encuentro entre Alberto Fernández y la canciller alemana

Alemania apoyará a la Argentina en la renegociación de la deuda con el FMI

Angela Merkel le pedirá al organismo que declare la insolvencia del crédito firmado por Macri.

Foto: Twitter Alberto Fernández
Foto: Twitter Alberto Fernández

Con el fin de poder paliar la grave crisis económica dejada por Cambiemos, Alberto Fernández ayer mantuvo una reunión con la primer canciller alemana, Angela Merkel, quien se comprometió a solicitar al FMI que declare insolvente el crédito otorgado a la Argentina.

El encuentro por la renegociación de la deuda pública entre ambos mandatarios, duró un poco más de 2 horas, y fue la oportunidad para que la potencia europea, más el apoyo de Francia e Italia, pusieran sobre el eje de la discusión, nuevas condiciones de negociación entre el FMI y la Argentina.

Este apoyo es significativo para el gobierno de Fernández, quien busca no renegociar cada cuota individualmente ni armar un nuevo crédito de facilidades extendidas, ya que para esto debería comprometerse a un brutal ajuste. Por el contrario, intenta demostrar que lo firmado por Macri y Lagarde estuvo mal dado y que a Argentina le resulta imposible pagarlo. Así, Argentina podría entonces negociar un nuevo crédito con nuevos plazos, tal como viene anunciando el ministro de Economía, Martín Guzmán, quien prevé una prórroga de pago de vencimientos hasta 2024.

Si cierra este acuerdo con el Fondo, allana el camino para discutir con los bonistas un acuerdo más liviano y así salir de la crisis.

Por su parte, el ministro Martín Guzmán, planificó llevarle una oferta a los acreedores en marzo y poder finalizar esta etapa para el último día de ese mes. Su secretario de Finanzas, Diego Bastourre, calificó de “irresponsable” el perfil de deuda del macrismo.

Merkel, en conferencia de prensa, antes del encuentro con el presidente, había señalado “sabemos que la Argentina no se encuentra en una situación económica fácil y es importante que hablemos de nuestras relaciones económicas y pensemos en cómo podemos ayudar; celebramos los encuentros con el FMI y hablaremos de eso”.

Así, el apoyo de los países europeos llega antes de la reunión que mantendrá Guzmán el día miércoles en Roma con la nueva directora gerenta del FMI, Kristalina Georgieva. El último encuentro entre ambos había sido en Washington antes de que Alberto asumiera como presidente.

Al llegar a la Casa Rosada, Alberto Fernández rechazó los desembolsos que el Fondo debía liberar, que representaban sólo el 10% de los U$S 57.000 millones. La casi totalidad fue recibido a Macri para alimentar la fuga de capitales, una constante en el gobierno de Cambiemos.

Fuente: El Destape