NACIONALES

Por resolución del Ministerio de Seguridad

La nueva colimba: el servicio voluntario que aplicará la Gendarmería

Según dice el proyecto es para formar a jóvenes en “valores democráticos y republicanos".

La nueva colimba: el servicio voluntario que aplicará la Gendarmería

El boletín oficial publicó hoy una resolución del Ministerio de Seguridad de la Nación donde se establece la creación del “servicio cívico voluntario de valores” que estará a cargo de la Gendarmería.

Según establece este proyecto, esta especie de nueva colimba, nombre popular que se le había otorgado al servicio militar devenido de las palabras correr, limpiar, barrer; está destinada a jóvenes de entre 16 y 20 años, quien deseen formarse en "valores democráticos y republicanos".

Además, según dicta el documento oficial estará dedicada a "brindar oportunidades de formación a los jóvenes a través de los valores democráticos y republicanos, que suponen compromiso cívico para que conozcan sus derechos y sus responsabilidades, sus capacidades y potencialidades personales".

La aplicación de este servicio cívico de valores estará a cargo de Gendarmería Nacional, que ofrecerá su "infraestructura" y "recursos humanos" para llevar a cabo el servicio, que comenzará con pruebas piloto hasta fin de año. Esas pruebas piloto comenzarán en Campo de Mayo, Mercedes, González Catán (en provincia de Buenos Aires) y también en la provincia de Córdoba, Santiago del Estero y Río Negro.

Por su parte, el Gobierno sostiene que el servicio también busca estimular "el sentido del deber, la capacitación en nuevas destrezas y habilidades, el compromiso con el bien común y el estímulo a capacitarse continuamente, como herramientas para fortalecer su propia valoración, como personas capaces de generar un impacto positivo en su comunidad".

Sin embargo, desde la oposición, ya comenzaron a realizar críticas a este proyecto firmado por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. Es que el servicio militar obligatorio fue abolido luego de la trágica muerte del conscripto Omar Carrasco en la provincia de Neuquén en el año 1994.

Según consta en la causa judicial, conocida como “caso Carrasco”, el joven de 19 años, oriundo de la ciudad de Cutral Có, murió por los golpes propinados por otros militares. En la autopsia se constató que Carrasco tenía costillas quebradas, un pulmón perforado y un ojo destrozado.

En medio de un intento de encubrir el homicidio, en el cual se escondió el cuerpo del fallecido y falsos informes de las autoridades militares.

La causa judicial hizo que el entonces presidente Carlos Menem decretara el fin del servicio militar obligatorio.

Fuente: La Política Online

Infobae

Clarín