OPINIÓN

Hoy se tratará en el Senado

¿Qué hay detrás de la Intervención a la cuestionada justicia jujeña?

Mientras que el oficialismo destaca que es una medida para liberar a Milagro Sala, Gerardo Morales intenta erigirse como líder de la oposición

¿Qué hay detrás de la Intervención a la cuestionada justicia jujeña?

Cuando no recordamos lo que nos pasa,

Nos puede suceder la misma cosa.

Son esas mismas cosas que nos marginan,

Nos matan la memoria, nos queman las ideas

“Quien quiera oír que oiga” Litto Nebbia

 

En el mes de la memoria, es imprescindible reflexionar de lo que nos sucede como sociedad, el momento político que vivimos y particularmente en esta provincia atravesada por graves problemas económicos, institucionales, sociales. Se viven esos procesos históricos en contextos sociales diferentes con algunas similitudes. Son esas similitudes como el abuso de poder que se repite y desgasta las instituciones y enfrenta lo político partidario.

Hoy el planteo es la intervención federal del poder judicial de Jujuy, tema que enfurece a la oposición nacional y que eleva la figura de la dirigente Milagro Sala. Es decir, el tema es profundizar la división o diferencias en el gobierno nacional entre los “albertistas” y el kirchnerismo ¿Es una estrategia?

En esa situación, Gerardo Morales busca ser el líder de la oposición, y esta tarde, dentro de unas horas, estará en el Congreso de la Nación manifestándose en contra de la “Intervención Federal” junto a los referentes más polémicos y cuestionados dirigentes del PRO y de la UCR. Ese esquema, no es más que buscar posicionarse o proyectarse para el 2023.

Todo esto, a una semana que el gobierno de Juntos por Cambio, “movilizó” un gigantesco aparato para rechazar el proyecto de Intervención federal del poder judicial en la provincia. El efecto no fue el que esperaba Gerardo Morales, ese respaldo ferviente del pueblo no se dio como busca el radicalismo. La provincia gastó millones de pesos en ese acto partidario, que dejó más angustia que el apoyo popular.

El mandatario jujeño, en entrevistas a medios nacionales, se mostró muy ofuscado por el proyecto que presentó su cuñado, el senador Guillermo Snopek en el Congreso. Y que está tarde en Buenos Aires se tratará en Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado.

El proyecto de intervención de la justicia, es para Morales sinónimo de la libertad de Milagro Sala. Es como un “monotema” en campaña, en gestión pública y lo cierto es que hay un enorme endeudamiento de la provincia que adquirió Morales para proyectos espectaculares, pero que aún no se han concretado.

La lectura política, que hace el oficialismo, está anclada en la dirigente social que está detenida por un poder judicial o algunos jueces que son el brazo ejecutor del gobernador. Hablamos de la falta de independencia de los poderes del Estado, situaciones que son gravísimas y que se han denunciado.

Ante el fantasma de la intervención, vale recordar que hace 21 años, el presidente Fernando de la Rúa había logrado que el Congreso aprobara la intervención al gobierno, a la Justicia y a la Legislatura de Corrientes para tratar de remediar la grave crisis institucional y social de la provincia.

"De la Rúa había tomado la decisión por la mañana y evaluó la posibilidad de firmar un decreto de intervención, pero a media tarde decidió llevar el proyecto al Congreso. El Senado y la Cámara de Diputados dieron su aprobación en un trámite rápido. Corrientes fue intervenida durante 180 días, plazo que podrá renovarse por una sola vez", expresa una crónica de La Nación, el 16 de diciembre de 1999.

Esa intervención que llevó adelante el radicalismo, en otro contexto político-social más profundo con algunas diferencias que nos distancian. Pero el partido rojo y blanco no se opuso, tomó una posición diferente a la que hoy opta Morales. Aunque hay que recordar que el oficialismo está integrado por varios partidos de derecha en Jujuy como es el PRO, una pata peronista y otra socialista.

En 1999, la intervención era “para garantizar la paz social y sanear las cuentas públicas”, bueno un espejo importante para que el gobierno provincial vea en la historia. Y donde, nos recuerda el marco constitucional que nos garantiza el estado de derecho.

Esta tarde en Buenos Aires habrá manifestantes a favor de la intervención y otra en contra, encabezada por Gerardo Morales…

Pese a eso, la memoria no puede ser selectiva de acuerdo a la conveniencia del momento, la historia argentina nos alcanza a todos por igual.