POLÍTICA

Editorial

Sin autocrítica, Morales pretende que el próximo presidente sea radical

Mientras que el mandatario provincial sigue sin dar respuestas concretas a los problemas de la ciudadanía jujeña, ya piensa en las elecciones ejecutivas de 2023. Incluso, se corre el rumor que desdoblará las legislativas de 2021, como hizo en 2019

Sin autocrítica, Morales pretende que el próximo presidente sea radical

El gobernador Gerardo Morales, decidió dar una entrevista de una hora y media a un canal de cable en el horario del noticiero -horario central- y la llamaron entrevista exclusiva. Sí, tal cual porque es pagada.

Desde el mes de julio Morales, no convocó a una conferencia de prensa, esas que a pesar del rigor de una pregunta por medio, era una apertura o una muestra de exponerse a preguntas.

La comunicación del ejecutivo con los medios no es la mejor, porque evita ser preguntado y hasta expresa ser atacado por los medios. ¿Por qué? Porque está convencido que la libertad de expresión es una cuestión de libertad de empresa. Ahí se puede plantear la distribución de la pauta publicitaria como denominador entre los medios hegemónicos, amigos que solo pregonan las palabras del ejecutivo con un mensaje unidireccional evitando la mínima crítica. Es un tema que debería discutirse.

Lo cierto es que en el estudio, en una entrevista presencial en el canal de cable, estuvo sentado el gobernador. No se lo veía cómodo, estaba con un semblante de enojo y al borde de la intolerancia. No tan predispuesto a responder.

Los periodistas avanzaron con preguntas sobre la gestión y confirmó que le molesta la crítica y siente un ataque de los medios. “Hablo en el COE (..) y ya hay críticas en medios nacionales” dijo el mandatario en una expresión que no lo ayuda, o sea lo que dice en el COE ¿no es para analizar?

En el COE del último domingo un poco accidentado, Morales anunció que de ahora en más se emitirá miércoles y domingos. Ese día por primera vez en 7 meses se cortó la transmisión en el canal y redes sociales por casi 40 minutos. Por eso se emitió grabado ese informe, que además perdió la audiencia que supo tener. Algo así como el efecto de las novelas turkas por así decir, pierden atención en los televidentes porque la historia que se cuenta ya no genera interés.

¿Qué pasa con el COE? Hubo dos emisiones interesantes, una donde Bohuid hablo que había 30 mil contagios. Se escuchó a médicos que hablaron a la comunidad sobre cuestiones médicas, de salud que es el mayor interés que debía concientizarse. Después los 200 restantes programas solo fueron para justificar que la pandemia afecto a todo el mundo y Jujuy no quedaba excento. Pero resultó que Jujuy tuvo tiempo para garantizar la salud pública prepararse para dar respuesta a la comunidad; en junio los contagios y fallecimientos crecieron exponencialmente y la respuesta fueron excusas. Habría que conocer el gasto que demanda al estado las transmisiones del COE y sí alguna vez se rinde cuentas saber cómo se gasto el dinero enviado por Nación. 

Las transmisiones del COE sirvieron más como plataforma de cuestiones políticas y para transferir responsabilidades a la sociedad lo que generó rechazo. Ver reiteradas contradicciones como el slogan “quédate en casa” y el gobernador se movió en campaña desde el día 0 con una gran comitiva. Así entregaron bolsones, en diferentes localidades, funcionarios y el mismo gobernador fue víctima de Covid, con la suerte de ser asintomático. Varios funcionarios vivieron como una aventura la enfermedad, pareciera. Mientras que muchos jujeños la padecieron y sintieron el abandono del estado, y muchos fallecieron.

El rechazo del COE fue constantemente a la crítica, no la soportan y menos la gente en la calle exigiendo derechos laborales. En vez de dar respuestas concretas a los conflictos sociales han decidido responder con violencia y buscando culpables .

Entonces se vuelve al manual y a las muletillas: “no hablo con violentos”, “está politizado”, “la oposición pone palos en la rueda”, “los medios que critican” y siguen las acusaciones.

En realidad, para el gobierno provincial la culpa la tiene el otro, siempre un personaje ajeno a la realidad como ha sido la Cholita, Delfina, el camionero, los estudiantes, los bolivianos, los policias.

Voviendo a la entrevista, Morales recordó lo que expresó en un discurso en la Casa de Piedra, donde se aprueban las leyes que envía el ejecutivo. Cuando asumió su segundo mandato dijo: “Tuvimos las 7 plagas: Volcán, Tilcara, Langosta, incendio en el Ingenio La Esperanza” ahora tiene más para su listado, debería actualizarlo. Parece que su gobierno es sobreviviente de los desastres naturales, y en realidad son todos los jujeños que han sufrido esos efectos.

El gobernador habló de sus logros y reconoció que está en campaña, no es novedad porque los jujeños vimos y vivimos su permanente exposición en diferentes localidades de Jujuy, pero esta vez aceptó públicamente hablar de campña.

"A nivel nacional me molesta un poco que nuestro partido sea furgón de cola en la coalición, eso yo no lo quiero. Pero eso depende mucho de nosotros", arrancó Morales frente a una consulta sobre las elecciones legislativas de 2021 y los acuerdos partidarios posibles. Es decir, despegándose de Cambiemos, Juntos por el Cambio, el PRO, pese a que Morales tiene un alto espíritu frentista porque de otra manera no podría enfrentar las próximas elecciones.

Aunque corre un rumor muy fuerte sobre el posible adelanto de las elecciones legislativas 2021. Aparentemente, Jujuy repetiría la jugada del 2019: despegarse de las elecciones nacionales y sorprender a la oposición dividida. Aunque el contexto sea diferente pero es la opción que trabaja el oficialismo.

En el marco electoral, fue consultado por las expresiones del ex presidente Mauricio Macri respondiendo que "tiene su derecho" a hacerlo, "más allá de que se comparta o no lo que dice". Y remató diciendo que le gustaría “que el próximo mandatario nacional sea un miembro de la UCR. La coalición tiene que ser más transversal y yo quisiera un presidente radical y voy a hacer todo lo posible para eso - señaló sin vueltas -. Lo que no voy a aceptar, o por lo menos lo voy a plantear en mi partido, es que el radicalismo sea furgón de cola en lo que viene".

"Falta mucho tiempo para el año que viene. Si me preguntas de esa agenda: no sé y de nombres, menos. Eso de acá a un par de meses, si la curva se mantiene. Si no se mantiene, olvídate" expresó a los periodistas en referencia a las elecciones y la pandemia. La imagen de Morales ha caído notablemente en las encuestas, aunque aún así ha medido a futuros candidatos como el Dr. Omar Gutiérrez, pero bueno hablará más adelante en otra entrevista exclusiva.

Se sale de la vaina

El tema que descoloca hoy y en el 2015 al mandatario provincial es la figura de Milagro Sala, su archienemiga que fue notificada por el cese de prisión preventiva en la Megacausa donde están involucrados desde el ex gobernador Eduardo Fellner, funcionarios nacionales y provinciales.

Morales se mostró ofuscado con la decisión del juez Rodolfo Fernández quién no hizo más que cumplir con su rol de administrador de justicia. Ahora, sí vale cuestionarse ¿qué pasó con la justicia? De pronto después de casi 5 años volvió a regir la presunción a la inocencia que estuvo vedada desde el 2015. Algo sucedió en la justicia de la provincia, porque en estos años ha demostrado una cierta obediencia al ejecutivo provincial.

El gobernador respondió sobre las causas de Sala, argumentando para los televidentes la estigmatización a la dirigente y reforzando esos relatos de odio y persecución.

Sala atravesó seis juicios orales y públicos, no hay condenas firmes aunque Morales diga que sí. No las hay. En la entrevista habló de la causa Luca Arias, una causa armada por el actual juez Pablo Pullen Llermanos. Un juez ahora premiado, ya que fue habilitado para estar al frente de un juzgado de Violencia de Género.

El poder judicial debería recuperar su independencia en la provincia. Morales dijo que lo sorprendió el fallo que absolvió a Sala de culpa por las lesiones graves al dirigente Luca Arias - la Justicia jujeña dictaminó que prescribió y por eso ahora decidirá la Corte, tras una apelación de la fiscalía -. "No comparto para nada. Había que probar que a Luca Aria le dieron una paliza y las paredes del Ministerio estaban llenas de sangre, ¿qué había que probar?".

Hubo un juicio con varias irregularidades y por los dichos de una persona sin pruebas Sala fue condenada.

Morales demostró en una hora y media de aire que sigue en el 2015 con su mono argumento violento, responsabilizando de todas sus plagas a otros. Si no es Sala, es el Covid 19, los incendios, los femicidios, el dengue. En realidad, debería empezar a gestionar lo que anuncia que siempre son grandes proyectos que sólo quedan en las noticias con un “me gusta”.

Asimismo, un gobierno no puede seguir siendo administrado por decretos, imposiciones, y “me gusta” en redes sociales. ¿Será qué los trolls serán empadronados como anexo?

En realidad, Morales está asustado, por más que ahora se muestre amigo del Presidente de la Nación Alberto Fernández, los jujeños tienen memoria y pasaron casi cinco años y al gobernador le han pasado cosas.

Por otro lado, pero también con relación a Sala, Morales comentó que hay situaciones en Jujuy que le preocupan. "Están tratando de volver a instalar una vieja metodología. Y yo todavía soy gobernador por tres años más y voy a luchar contra eso, porque nos lleva a lo peor de Jujuy. No voy a claudicar en esta lucha que hay que seguir dando porque ya en muchas marchas - no quiero decir cuáles - están tomando asistencia con el tema de los planes”.

"Entonces - terminó - yo espero que no volvamos a eso porque sí le vamos a dar una batalla fuerte porque la paz que hemos logrado recuperar, tenemos muchos problemas para sumar esto".

Finalmente, sobre la adhesión de Milagro Sala al pedido de ley contra la violencia de género, dijo: "Me causa gracia (...). Si (Sala) les daba palizas a todas las mujeres. No sean hipócritas. Hay mucha hipocresía", fueron las expresiones del mandatario provincial.

Seria interesante que Morales disponga de más tiempo para hablar con toda la prensa demostrando su carisma democratico republicano. Comunicarse, aceptar críticas tambien es saludable.

El valor de la palabra debe recuperarse, escuchar, dialogar es escencial porque la comunicacion es un derecho humano.