JUJUY

Un juego en el que pierden los laburantes

Casinos de Jujuy y Salta dejaron sin sueldo a 85 trabajadores durante la cuarentena

La empresa Video Drome, que explota casinos y salas de juego en Jujuy y Salta suspendió sin goce de sueldo a 85 empleados, amparándose en razones de fuerza mayor. Los vínculos con la política.

Casinos de Jujuy y Salta dejaron sin sueldo a 85 trabajadores durante  la cuarentena

Ayer durante la conferencia de prensa en la que anunció la ampliación de la cuarentena, Alberto Fernández, envió un claro mensaje a los empresarios que despidieron trabajadores como solución a su responsabilidad social de sostener los salarios. "Voy a ser duro con los que despidan gente", dijo el presidente, y agregó “les tocó la hora de ganar menos”.

Sin embargo algunos empresarios locales vienen haciendo caso omiso de las recomendaciones presidenciales y no dudaron en dejar cesantes a sus empleados sin goce de sueldo durante el periodo de la cuarentena.

La empresa Video Drome explota los casinos y salas de juego de azar Silver Dreams en San Salvador de Jujuy, San Pedro y Libertador y también en la provincia de Salta. Pero además como firma subsidiaria de Casinos Mac Group (cuya sede societaria en la Ciudad de Córdoba comparten) explotan en conjunto otros casinos y salas de juego en Jujuy y Salta además de La Rioja, Neuquén y Córdoba 

“Somos una de las principales operadoras de Juegos de Azar, nuestros casinos se encuentran en 40 localidades tanto a nivel nacional e internacional. Contamos con más de 12 mil slots de última generación distribuidos en 60 salas, garantizándote diversión sin límite para que tu experiencia sea única”, anuncia en su página web Casinos Mac Group, propiedad del empresario cordobés Miguel Ángel Caruso.

Uno de los principales accionistas de Video Drome, sería el dueño del más grande y antiguo grupo de medios jujeños, también ex vice gobernador de la provincia. Y una de las salas de juego funciona en el Hotel Howard Johnson de la capital jujeña, también de su propiedad. Esa empresa es la que no dudó en dejar a 85 trabajadores cesantes a partir de una notificación, el pasado 20 de marzo.

Según informó el diario Jujuy al Momento en nota del 10 de junio de 2016, ese mismo político y empresario habría gestionado los permisos para la apertura de un Casino del Mac Group en la calle Alvear entre Balcarce y Lamadrid de San Salvador, la cual finalmente se concretó.

En una publicación del mismo medio de julio de 2016, sólo en el primer trimestre de ese año la ganancia de casinos en la provincia había ascendido a 61 millones de pesos y en 2015 había alcanzado los 100 millones.

En cuarentena y sin sueldo

A pesar de sus millonarias ganancias, la empresa Video Drome informó el 17 de marzo pasado a 85 trabajadores que hasta el 31 del mismo mes estaban suspendidos sin goce de haberes, por razones de fuerza mayor. Plazo que “podrá ser prorrogable según las directivas de la autoridad competente”.

De ese modo los trabajadores quedan sumidos en una dura e incierta coyuntura laboral que hace aún más difícil la situación que junto a sus familias deben enfrentar en medio de la Pandemia.

Por estos días comercios, empresas en particular el sector privado deben realizar la liquidación mensual de sus empleados, en el marco de las medidas de aislación social dispuestas lo que produjo una importante baja en el comercio, la producción de bienes y servicios

En esta época de crisis sanitaria, los trabajadores cobrarán los pocos días trabajados en la primer quincena de marzo y luego nada más dejando a 85 familias desamparadas.

En el Casino de Jujuy, Video Drome deja a sus trabajadores sin trabajo, y sólo quedaron un supervisor, jefes técnicos pero el personal de Recursos Humanos y el resto quedaron cesantes.

Así también la sala del Casino que funcionaba en la ciudad de Palpala, funcionaba con trabajadores que fueron apartados tras comenzar a funcionar en ese edificio el hospital o albergue para personas que realicen la cuarentena.

Agrava la situación el hecho de que estos trabajadores no cuentan con un gremio que los represente y pueda reclamar por el cumplimiento de sus derechos laborales.