JUJUY

Hoy se reunirán con el intendente para llegar a un acuerdo

Juella: 2 hermanas cercaron un camino impidiendo la llegada a un sitio arqueológico

Las hermanas Alcira y Gladis Liquin erigieron un alambrado alrededor del Cerro Amarillo, donde se encuentra el Pucará, sitio considerado como patrimonio ancestral y parte fundamental de su historia e identidad cultural

Juella: 2 hermanas cercaron un camino impidiendo la llegada a un sitio arqueológico

Se suma otra disputa territorial en Jujuy, esta vez localizado en el pueblo de Juella, en Tilcara, donde 2 hermanas cerraron un camino impidiendo el paso de la comunidad al Pucará, sitio arqueológico, situación que hoy tratarán de resolver con el intendente Ricardo Romero como mediador.

Si bien el conflicto viene desde hace años, el lunes de esta semana, vecinos y vecinas de Juella, luego de las constantes amenazas recibidas por Alcira y Gladis Liquin -que incluye apedreadas y hasta tiroteos- decidieron abrir el alambrado que pusieron las hermanas y que cerraba el camino vecinal hacia Cerro Amarillo, donde se encuentra el Pucará, como así también el lecho del río, terreno que no pertenece a las hermanas Liquin.

Además, iniciaron un acampe para evitar que las 2 mujeres vuelvan a cerrar el camino. Frente a ello, estas hermanas atacaron arrojando botellas a quienes estaban allí, hasta se presentaron con querosén y fósforos y corrieron a los niños que se encontraban allí presentes, según indicaron los vecinos de allí.

Sin poder entablar diálogo con las Liquin, se presentaron en la comisaría de Tilcara para radicar la denuncia por las agresiones y amenazas sufridas. Pese a ello, los efectivos no le tomaron la denuncia, sin embargo, si lo hizo con las hermanas.

Recién al día siguiente, la comunidad acompañada por su abogada, pudieron efectuar la denuncia. Tras presentar fotos y denuncias anteriores como prueba, donde se dejó constancia que las hermanas portaban armas de fuego, el área de criminalística se dirigió al lugar para constatar como estas 2 mujeres habían puesto postes en el camino, impidiendo el paso.

Tal es así, que el propio intendente, junto a sus colaboradores, se hicieron presentes para mediar en el conflicto. Luego de exponer el problema, Ricardo Romero indicó que en el día de hoy se reunirán nuevamente al mediodía, para llegar a un acuerdo entre las partes.

Se espera que se pueda firmar un acuerdo entre el representante legal de las hermanas Liquin y el pueblo para que se deje liberado el paso.

Como muestra de buena voluntad, ese mismo martes se levantó el acampe por parte de los vecinos y vecinas.

Sin embargo, esa misma noche, las 2 mujeres volvieron a construir un cerco sobre el terreno en disputa.

A escasas horas de concretarse el encuentro entre las autoridades municipales con el pueblo y el abogado de la familia Liquin, vecinos y vecinas advirtieron que de no cumplirse con la apertura del camino, analizarán en asamblea qué medidas van a tomar.

Asimismo, en paralelo, continúan recopilando denuncias de turistas que hayan recibido agresiones por parte de estas 2 hermanas. Para ello, dispusieron del un formulario online (click aquí) para registrar la denuncia.

Mientras que la comunidad espera que el conflicto se resuelva (hoy se convocaron en el pie del Cerro Amarillo a la espera de la llegada del intendente) subrayaron que durante los últimos meses los ataques perpetrados por Alcira y Gladis Liquin se han vuelto cada vez más violentos, lastimado a un niño que pasteaba sus cabras, corriendo a dos familias de turistas con piedras, saliendo por las noches a los tiros, interceptado a los vecinos que están transportando agua del río para el riego y hasta al personal de Ejesa. 

Al mismo tiempo, también han avanzado en el trazado del cerco. Por ello, desde la comunidad recordaron que se trata de un área arqueológica, patrimonio ancestral y parte fundamental de su historia e identidad cultural.