POLÍTICA

Se ubicó en el puesto 17

De acuerdo a una encuesta, Morales tiene casi el 56 % de imagen negativa y está entre los 8 gobernadores con peor gestión

Así lo detalló CB Consultora, que realizó un testeo de opinión entre los días 23 y 25 de mayo

Gráfico: CB Consultora
Gráfico: CB Consultora

Los esfuerzos que está realizando Gerardo Morales para mantener el atractivo en su gestión, escasa de logros, no parecen estar dando los frutos deseados, tal es así, que en una reciente encuesta el mandatario local se posicionó entre los 8 peores gobernadores del país.

Es que según detalla el informe realizado por CB Consultora, durante los días 23 y 25 de mayo, se aplicó un testeo de opinión a la ciudadanía de 23 provincias más la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, donde dejó mal parado al dirigente radical, al posicionarlo en el puesto N°17 en lo que respecta a la imagen positiva, entrando en la categoría de baja calificación.

Es que Morales ostenta un mayor grado de imagen negativa, alcanzando el 55,9% (Mala=39,4; Muy Mala=16,5), mientras que la imagen positiva solo alcanzó el 43,8% (Buena=30,1; Muy Buena=13,7).

Dichos resultados son la síntesis de un relevamiento de 701 casos en Jujuy, que se hizo a través de una encuesta online a través de dispositivos móviles a personas mayores de 16 años, y con un margen de error de +/-3%.

De esta manera, si se observa el ranking desde abajo hacia arriba (ver gráfico) Morales está entre los 8 peores gobiernos provinciales, ocupando el último lugar.

Los números de Morales de su imagen se asemejan a los que posee la actual vicepresidenta Cristina Fernández (imagen positiva=44,3%; imagen negativa=55,7%), a quien el mandatario, allá por el 2017, indicó que debía estar presa, en relación a la causa Los Sauces por un posible pago de coimas y lavado de dinero, además por el Memorándum con Irán por la causa AMIA.

Es decir, Morales tiene una performance comparable con una persona quien tiene pendientes causas en la justicia, aunque por el momento no se ha podido confirmar ninguna acusación.

Cabe destacar, que en ambos casos, fue el fallecido juez federal Claudio Bonadío, quien debía investigar a CFK, como así también otros supuestos delitos. Bonadío fue señalado en varias oportunidades por la vicepresidenta por la alevosía en que en su juzgado entraban denuncias contra ella, pese al sistema de sorteo.

Lo cierto, es que Morales, aun apelando a la postura paternalista durante sus conferencias del COE, no logra simpatizar con una gran parte de la población jujeña, y pese a las medidas restrictivas del movimiento de personas, la crítica situación en el ámbito de la salud hizo que el pasado 12 de mayo se realizara un ruidazo con amplio apoyo en todos los centros de salud y hospitales de la provincia, desafiando al gobierno con su política represiva y desencadenando nuevas protestas, aún cuando Morales alerta sobre la “precariedad” sobre la situación de la provincia respecto a que no hay circulación comunitaria del COVID 19.

Fuente: CB Consultora