JUJUY

No convoca a todas las agrupaciones feministas

Alejandra Martínez hace proselitismo con la violencia de género en el interior

Mientras que todavía la ciudadanía jujeña espera que la Legislatura trate la declaración de emergencia, la ex diputada radical se reunió en La Quiaca con agrupaciones feministas cercanas al oficialismo

Alejandra Martínez hace proselitismo con la violencia de género en el interior

La titular del Consejo Provincial de la Mujer y ex diputada radical Alejandra Martínez en pleno estado de emergencia que vive la provincia por los femicidios y violencia contra las mujeres, realiza giras para mostrar acciones de su dependencia, pero convoca sólo a personas afines al radicalismo.

La funcionaria estuvo ayer La Quiaca, con su equipo visitó otras localidades, tomaron nota de la problemática, repartieron folletería y se reunió en dependencias del club Social con militantes radicales.

La selectiva reunión demuestra el desinterés y oportunismo con que Martínez trata el tema de la violencia de género. Más teniendo en cuenta que en la puna jujeña se dieron varios casos de violencia y donde el femicidio de Cesia Reinaga conmovió a la región, sin que el estado provincial haga nada.

Lo llamativo de la gira de Martínez por La Quiaca es que no convocó a colectivos de mujeres ni a miembros de la Dirección de la Mujer del municipio que vienen trabajando en conjunto.

O sea, los femicidios que han puesto luz roja en la provincia y que exige medidas inmediatas, la respuesta del gobierno a través de la titular del Consejo de la Mujer es responder con violencia, solo nombres de medidas porque no funcionan los centros de atención, la policía de la provincia no está capacitada para tomar denuncias, son los reclamos básicos que pide la sociedad respuesta concreta.

La visita de Martínez por la puna no es más que dar continuidad a la campaña política de Gerardo Morales, está visto que no le interesa dar respuesta a la violencia de género que interpela a la provincia.

 

Martínez esta distante al rol que asumió hace casi 5 años, ahora junto a Morales argumentan que la violencia de género es por la pandemia, hay que recordarle que el estado estuvo ausente en cada caso y las políticas públicas son solo de nombre.

Si, ahora Martínez se pasea por el interior con una braza en las manos como es la “violencia de género” sin articular con todas las localidades. Estuvo en La Quiaca ciudad fronteriza y no se reúne con organizaciones ni con el municipio cómo se avanza segmentando el problema.