JUJUY

Por prescribir medicamentos en TV

Denunciaron penalmente a Gerardo Morales por ejercicio ilegal de la medicina

Dirigentes sociales y gremiales hicieron una denuncia en el Ministerio Público de Acusación contra el gobernador por prescribir públicamente medicación sin tener título habilitante.

Foto: Jujuy al Día
Foto: Jujuy al Día

 

En la emisión televisiva del pasado domingo 9 de agosto del COE provincial Gerardo Morales prescribió el consumo de medicinas a la población en general como forma de tratar los síntomas de un posible contagio por covid-19.

Luego de esas indicaciones, algunas farmacias jujeñas reportaron el agotamiento del stock del antibiótico Azitromicina, uno de los medicamentos recomendados por el mandatario, ante la demanda de la atemorizada población.

El hecho revistió tal gravedad, que tanto el Colegio de Farmacéuticos como el Consejo de Médicos y el Colegio Médico de Jujuy emitieron comunicados públicos previniendo del riesgo social que la acción del Gobernador representaba.

En el día de hoy, dirigentes sociales, gremiales y un médico presentaron una denuncia penal en su contra, presentada digitalmente en el Ministerio Público de Acusación, por Santiago Zamora, Matías Brizuela y el doctor Víctor Aramayo, con el patrocinio legal de la doctora Mariana Vargas.

En el texto de la presentación se argumenta: "no importa señor fiscal si esta conducta del gobernador causa o no causa daño en quienes sigan las indicaciones dadas por el denunciado en el informe citado, ya que en esta conducta contra la salud pública no es necesario que se constituya el daño para que se configure el delito.”

“Tampoco es necesario que quienes fueron a comprar en la mañana del día siguiente de transmitirse este vídeo la Azitromicina -hasta acabarla en algunas farmacias- la administren o no, o si habiéndolo hecho aceptaran voluntariamente el tratamiento prescripto por el gobernador mediante medios y redes sociales".

Los hechos que motivaron la denuncia

Entre los hechos denunciados, quienes suscriben la presentación judicial mencionan que de manera repetida el gobernador recomendó a la población el consumo de medicamentos. En particular detallan:  

“Que en fecha domingo 9 de agosto de 2020, pasadas las 21 hs., se emitió un nuevo informe del COE mediante la página de Facebook del gobierno de la provincia de Jujuy, que a la vez de transmitió por canal 7 de Jujuy y otros medios”

“En la misma participó el denunciado, gobernador de la provincia, que textualmente dijo a los minutos 40:00 “Cuando están en esa situación lo primero que tienen que hacer es el antibiótico, paracetamol, y el médico inmediatamente  y la citromicina, y tener el antibiótico para irla peleando y meterle ahí para irla peleando porque sino lo que estamos viendo, díganme si  me equivoco, séptimo octavo día el bicho te clava cuando te descuidas”.

“Luego, a los minutos 45:13 el gobernador insiste: “Es decir atención primaria de la salud, seguimos buscando terapistas, fortalecer atención primaria de la salud y llegar con el kit y que se metan antibiótico de entrada nomas apenas tengan síntomas, el corticoide el médico tiene que decir cuando, cuando desatura, eso ya todo lo tienen que ver con los médicos pero digo atento también los médicos porque a veces hay médicos que le dan solo paracetamol, están con síntomas y no les dan la citromicina, entonces es importante irla peleando de entrada, los tres caminos…””

Además la denuncia expone que las prescripciones realizadas en vivo por Gerardo Morales tuvieron un claro efecto en la población. “La conducta de recetar medicamentos incluso en debate con profesionales médicos de modo público, tuvo una repercusión extrema, ya que no solo se trata de 34 mil reproducciones del video a las 20 horas de emitirse el informe del COE número 152, sino que al medio día ya se había agotado la Azitromicina en varias farmacias y dicho video fue transmitido por la televisión pública que llega hasta el último pueblo de nuestra provincia.”

Con esa conducta, el mandatario habría incurrido en la violación de los artículos 207 y 208 del código penal, según manifiesta el escrito judicial.

“Señala el art. 208 del Código Penal en el capítulo IV dedicado a los delitos contra la salud pública: “Será reprimido con prisión de quince días a un año: 1º El que, sin título ni autorización para el ejercicio de un arte de curar o excediendo los límites de su autorización, anunciare, prescribiere, administrare o aplicare habitualmente medicamentos, aguas, electricidad, hipnotismo o cualquier medio destinado al tratamiento de las enfermedades de las personas, aun a título gratuito;”

También señala el artículo 207: “En el caso de condenación por un delito previsto en este Capítulo, el culpable, si fuere funcionario público o ejerciere alguna profesión o arte, sufrirá, además, inhabilitación especial por doble tiempo del de la condena. Si la pena impuesta fuere la de multa, la inhabilitación especial durará de un mes a un año.”

El delito se habría cometido aún si nadie resulta dañado por consumir los medicamentos públicamente recomendados por el gobernador. Y por otro lado, la prescripción de medicamentos sin tener el título habilitante, conlleva la creación de más riesgos para la salud de los jujeños entre los que hay 3809 casos positivos de covid-19 y casi un centenar de fallecidos por esa enfermedad.

Como esgrimen los denunciantes, “No importa Señor Fiscal si esta conducta del gobernador causa o no causa daño en quienes sigan las indicaciones dadas por el denunciado en el informe citado, ya que en esta conducta contra la salud pública no es necesario que se constituya el daño para que se configure el delito.”

“Tampoco es necesario que quienes fueron a comprar en la mañana del día siguiente a transmitirse en directo este video la Azitromicina -hasta acabarla en algunas farmacias- la administren o no, o si habiéndolo hecho aceptaran voluntariamente el tratamiento prescripto por el gobernador mediante medios y redes sociales.”

“La prescripción de medicamentos específicos por parte del gobernador en medios de difusión masiva,  siendo una persona que no tiene el título habilitante para ello, implica, en medio de la peor emergencia sanitaria de Jujuy, la creación de un nuevo riesgo para la salud de quienes de a miles padecen y se contagian de COVID en Jujuy”.