JUJUY

lnsólito

El fiscal general del MPA busca dejar cesante a una funcionaria judicial argumentando sus publicaciones en redes sociales

Agustina Aramayo, es violentada desde hace cinco años por parte de Sergio Lello Sánchez, a quien denunció por violencia laboral, acoso y violencia de género

El fiscal general del MPA busca dejar cesante a una funcionaria judicial argumentando sus publicaciones en redes sociales

El Fiscal General del Ministerio Público de la Acusación de Jujuy, Sergio Lello Sánchez, inició un sumario administrativo con el fin de despedir a la funcionaria judicial que en 2019 lo denunció por “violencia laboral”, mobbing (acoso, hostigamiento) y violencia de género.

Agustina Aramayo, una de las víctimas y denunciante, quien hace 3 meses fue mamá y ante esa situación goza de licencia por maternidad fue convocada a trabajar sin reconocer su derecho laboral. Ahora se le suma una acusación por publicaciones en su red social.

Es decir, un hecho más de violencia, persecución y hostigamiento desde el MPA a la funcionaria judicial.

Ante esta situación, Aramayo Secretaria Fiscalía de Niños, Niñas y Adolescentes Nº 1, presentó un descargo a las Actuaciones Administrativas MPA N°12/2021, caratulado “Actuaciones Administrativas s/publicaciones de la Dra. Agustina Aramayo en Red Social Facebook”, violando  derechos constitucionales como la libertad de expresión y dejar cesante a la funcionaria.

Esta vez, el fiscal General junto al fiscal Diego Cussel lesionan el derecho a libertad de expresión y es una muestra sistemática de violencia en ese organismo que pareciera no ser controlado por el Superior Tribunal de Justicia.  

En el extenso escrito presentado durante esta mañana en mesa de entrada,  Aramayo expresa “se encuentra en trámite mi denuncia bajo Expte. N° 1219/19 en contra del Fiscal General Sergio Lello Sánchez ante el Superior Tribunal de Justicia por maltrato laboral, mobbing y violencia de género, denuncias que se hicieron públicas y la cuales no fueron desestimadas por el órgano superior. En dicha denuncia y posterior ampliación, relato todo lo que vengo padeciendo y sufriendo desde que el titular del M.P.A. que asumió hace cinco años la conducción de este ministerio, desde insultos, amenazas, invento de causas federales, el traslado constante de funciones y trabajo, por lo tanto. Por lo que las conductas que falazmente me atribuye el Fiscal Diego Cusell y que invoca realicé en mi red privada de Facebook, las que niego en forma absoluta constituyan falta de respeto, no se comparan con todo lo que viví y sigo viviendo en el desempeño de mis funciones.”

En el descargo presentado por Aramayo cita la legislación: ley del Empleado Público, reglamento interno del MPA, del Poder judicial citando artículos que van contra la acusación que inicio el MPA.

En otra parte del escrito, la acusada expresa el accionar del fiscal  Cussel, a quien  “le parezca más importante jurídicamente lo que yo publico o dejo de mi publicar de manera privada en mi Red Social, pero no le resulta de igualmente grave el hecho de haber falseado un instrumento público como mi Legajo Personal N° 8093, aduciendo motivos falsos de traslado e intercalando tal informe en dichas actuaciones con posterioridad a la fecha de los mismos, para poder justificar mis constantes cambios de funciones, situación no sólo grave sino impropia de un Fiscal y que ya puse en conocimiento del Superior Tribunal de Justicia mediante la correspondiente “ampliación de denuncia”. Igualmente inaceptable resulta que utilice recursos del Estado, como por ejemplo todas las personas que se utilizaron en este sumario para ponerse a investigar mi Red social en vez de avocarse con la seriedad del caso en las múltiples causas que le competen, originariamente y por habilitación en dos fiscalías más, y evitar así incurrir en los errores garrafales que comete”.

Aramayo solicita al  Fiscal General que desestime la actuación del sumario  que sea archivado y que cese la violencia en ese organismo judicial.