JUJUY

Nuestra discriminación de cada día

Personal de seguridad del Shopping Annuar negó el ingreso al baño a una mujer trans

En un acto de discriminación por cuestiones de género, un empleado de seguridad pidió a la víctima que presente su documento para “cumplir con la ley” y así poder dejar ingresar a los sanitarios

Personal de seguridad del Shopping Annuar negó el ingreso al baño a una mujer trans

Las calles jujeñas se tiñeron de colores por la movilización de colectivos de la diversidad sexual en una nueva celebración del orgullo LGTBI+ que plantean una sociedad más tolerante, oportunidad en que se produjo un lamentable hecho de discriminación contra una mujer trans, a quien se le negó el ingreso a los sanitarios del Shopping Anuar.

El episodio ocurrió cuando un grupo de personas del colectivo que se encontraban en la marcha ingresó al edificio en búsqueda de los sanitarios. Una vez allí, personal de seguridad le negó a la mujer (trans) el ingreso al baño sin que expida su documento de identidad, bajo pretexto de “cumplir la ley”.

Sin embargo, la Ley 26.743 de Identidad de Género, vigente desde 2012, en ninguno de sus artículos determina sólo mediante documentación se acredite la condición de género de una persona, sino todo lo contrario: “toda persona tiene derecho al reconocimiento de su identidad de género; al libre desarrollo de su persona conforme a su identidad de género; a ser tratada de acuerdo con su identidad de género y, en particular, a ser identificada de ese modo en los instrumentos que acreditan su identidad respecto de el/los nombre/s de pila, imagen y sexo con los que allí es registrada” (art.1).

Asimismo, en el segundo artículo detalla que “se entiende por identidad de género a la vivencia interna e individual del género tal como cada persona la siente, la cual puede corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento, incluyendo la vivencia personal del cuerpo. Esto puede involucrar la modificación de la apariencia o la función corporal a través de medios farmacológicos, quirúrgicos o de otra índole, siempre que ello sea libremente escogido. También incluye otras expresiones de género, como la vestimenta, el modo de hablar y los modales”.

Es decir, en todos los casos, se debe respetar la identidad autopercibida, aún cuando haya rectificación en el DNI.

Pero además, fueron las propias mujeres usuarias de los sanitarios quienes expresaban que no les molestaba el ingreso de las chicas trans al baño. Pese a ello, el empleado dijo que cumplía con las normativas de la empresa.

Lejos de ello, el empleado del Shopping Annuar, no soló violó la normativa vigente, sino además se tomó atribuciones que no le corresponde, como lo es la exhibición del DNI.

El acto discriminatorio quedó efectivamente comprobado cuando las usuarias indicaron que no les fue solicitado el DNI para el ingreso a los sanitarios, cosa que si ocurrió con la víctima.

Además, se sumó que este trabajador del área de seguridad llamó a una de las chicas del colectivo como “señor”,

Muy lejos de aquel escenario, el pedido de documento a una mujer trans para el ingreso a los sanitarios es un claro acto de discriminación por su condición de género.

Por su parte, desde el Frente de Mujeres Diversidades y Disidencias de La Cámpora Jujuy salieron a repudiar el hecho subrayando que se trata de un accionar “transfóbico, discriminatorio, violento y patriarcal de Annuar Shopping y su personal”.

Además, exigieron que tanto la empresa como su empleado pidan disculpas públicas y “se comprometa a formar al personal en Derechos Humanos, Ley  de Identidad de Género y Perspectiva de Género para que no vuelva a repetirse este tipo de situaciones violentas”.

En tanto, la fundación Damas de Hierro (Red de Nodos trans en Jujuy) adelantó que mañana martes realizarán un “cartelazo” a las 18 en las puertas del shopping para decir basta al transodio.