JUJUY

Busca “la legalización y regulación del cannabis para todos sus usos"

Convocan en Jujuy a la Marcha Mundial de la Marihuana, desde las 19 en Plaza Belgrano

En jujuy Gerardo Morales quiere sembrar miles de hectáreas de marihuana y al mismo tiempo encarcela a los que la producen con fines medicinales.

Convocan en Jujuy a la Marcha Mundial de la Marihuana, desde las 19 en Plaza Belgrano

Los organizadores de la Marcha Mundial de la Marihuana 2019, que busca “la legalización y regulación del cannabis para todos sus usos”, anunciaron que este año se realizará en 20 ciudades de toda la Argentina. En Jujuy la manifestación es convocada por la Organización Cannabis Medicinal en la Plaza Belgrano a las 19 horas.

Los reclamos de las organizaciones en esta nueva edición de la Marcha Mundial de la Marihuana apuntan a "la despenalización/regulación estatal de todas las drogas ilegales empezando por el cannabis, para terminar definitivamente con el narcotráfico, el cese inmediato de las detenciones a cultivadores y usuarios de drogas, y el reconocimiento de las libertades individuales y actos privados".

También a disponer de recursos públicos para investigar los usos terapéuticos del cannabis e industriales del cáñamo, y la formalización de las Asociaciones Cannábicas y Clubes de Cultivo.

La situación en la provincia de Jujuy es más que representativa de la incoherencia punitiva y los vacíos legales que existen sobre los usos del cannabis. Ya que por un lado quienes producen aceite de cannabis para uso medicinal son procesados y encarcelados por el estado, al igual que son punidos quienes hacen consumo personal. Mientras por otro lado el mismo gobierno a través de una Sociedad del Estado conducida por el hijo de Gerardo Morales planea sembrar miles de hectáreas de marihuana en Finca El Pongo junto a empresas extranjeras que explícitamente tienen entre sus fines la comercialización no solo del aceite cannábico sino también la marihuana para uso recreacional.

"Actualmente seguimos sufriendo las consecuencias de una ley fracasada, que en casi 30 años de vigencia se mostró contraproducente en prevenir el abuso y combatir el narcotráfico, fenómenos en continuo aumento. Se siguen dilapidando recursos públicos en perseguir a consumidores y microtraficantes, dejando vigentes las estructuras que corrompen policías, jueces y gobernantes", plantearon los organizadores a través de un comunicado.

Carina Prietto es una de las siete madres que fueron autorizadas en el país por la justicia para cultivar el cannabis con el que producen el aceite que suministran a sus hijos. Dijo que reclamarán por respetar la autonomía y autodeterminación de los pacientes y que apuntan al auto cultivo porque consideran que es la única manera de tener un seguimiento seguro. "Lo que nosotras planteamos es que el cannabis pueda estar entre las opciones respecto a otros fármacos que son legales y que a veces tienen consecuencias devastadoras, sobre todo en los niños. Queremos poder elegir y que el cannabis no sea la última opción cuando ya no hay nada más que hacer", señaló la referente de Madres que se Plantan.

Silvia Inchaurraga, referente de Arda, elogió que se sumen nuevas organizaciones y que haya más conciencia ciudadana en relación a la problemática. "La ciudadanía también está empoderada, mucha gente tiene un abuelo, un hijo, un amigo con alguna patología que ha requerido consultar por este tema y ha tenido que confrontar con las dificultades que genera esta doble moral", remarcó. "Hay una falsa sensación de seguridad, pero todavía seguimos con los riesgos y daños de la ley 23.737, que sigue haciendo estragos, como también pasa con las demoras en la reglamentación de la ley de cannabis medicinal, y con la gran falacia de que estuviera incluido el auto cultivo. Por eso enfatizamos que el reclamo es por una nueva ley, por una nueva política de drogas".

Pero la marcha no es sólo por el cannabis medicinal. Muchas de las agrupaciones reclaman la regulación amplia, es decir, que incluya los usos industriales y los recreativos. “La planta es una sola y la separación de su uso no viene al caso. El uso es adulto y responsable y el fin siempre es estar mejor, ya sea si tomás un aceite porque tenés dolor o si fumás una pitada a la noche porque estás estresado”, explican desde la organización Cogollos del Oeste. “Detrás de toda prohibición hay un mercado especulativo que lucra con los sectores más vulnerables y la salud de la gente: queremos acceder de manera segura”, aseguran.

Los reclamos

El Frente de Organizaciones Cannábicas Argentinas, creado en febrero de 2017, dio a conocer sus reclamos para la marcha de este año bajo la consigna #CannabisAlCongreso:

“Solicitamos a las y los legisladores del Congreso de la Nación que den tratamiento en comisiones a los proyectos que cuentan con estado parlamentario, instamos a los distintos bloques a presentar nuevas iniciativas en vista de iniciar el debate hacia una nueva legislación sobre la planta de cannabis y sus derivados que contemple las demandas de esta comunidad. Pedimos un debate público serio, con base científica y respetuosa de la diversidad cultural, basado en la ampliación de derechos y políticas públicas, que no reproduzca prejuicios ni imposiciones morales y que apunte a resolver los problemas empoderando a la población para el uso responsable del cannabis.

LEY DE DROGAS: Por el inmediato cese de los allanamientos y detenciones a usuarixs y cultivadorxs de todo el país. Exigimos la libertad de todas las personas presas por cultivar.

REGULACIÓN: Por la pronta regulación del cannabis para todos sus usos y en todas sus formas.

SALUD: Por un amplio e inclusivo registro de pacientes con patologías para las que se ha probado la efectividad del cannabis según estándares internacionales. ART. 8 LEY 27.350

FARMACOPEA: Por el reconocimiento y la inclusión del valor de las prácticas tradicionales y fitoterapéuticas.

EDUCACIÓN: Por un plan de reducción de riesgos en todos los establecimientos educativos, sociales y de salud. Constante capacitación a profesionales tanto en el ámbito público como en el privado.

INVESTIGACIÓN: Por una mayor asignación de partidas presupuestarias y el reconocimiento de las numerosas investigaciones internacionales, de los proyectos nacionales por parte del CONICET, INTA, Universidades y de la sociedad civil, extendiendo los límites de la ley a la salud integral.

CÁÑAMO: Por el respeto de las normas internacionales establecidas por la convención única de estupefacientes de la ONU a la cual Argentina adhiere legitimando el cáñamo como cultivo agrícola.

TRABAJO COMERCIO E INDUSTRIA: Por el reconocimiento por parte de la Autoridad gubernamental nacional, provincial y municipal. de lxs pequeñxs productorxs y de los comercios de venta de artículos de cultivo y parafernalia con la denominación tienda de cultivo/grow shop.

 

 

 

Fuentes: Información propia, Página 12.